'Freeze or shoot': Callaghan y los demás, las 20 mejores películas policíacas

Autor: Emanuele Zambon ,
Portada de 'Fermo o sparo': Callaghan y los otros, las 20 mejores películas policíacas

Noches pasadas tomando un café aguado, pasando en cajas de rompecabezas entre escritorios llenos de papeleo y "calles violentas". Dura la vida de los policías del cine, figuras complejas que han llenado de plomo la gran pantalla.

Después de las clasificaciones de las películas más bellas de todos los tiempos y la basura italiana, hemos seleccionado las Las 20 mejores películas policíacas. Al hacerlo, sacrificamos varios títulos que, sin embargo, se incluirán en la lista de éxitos del cine negro / thrillers (que se lanzará pronto en el sitio).

Anuncio

Mel Gibson y Danny Glover, pareja de policías en Arma Letal
Mel Gibson y Danny Glover en una escena de Arma letal (1987)

No te preocupes demasiado, por tanto, si en el Top 20 de películas policiacas no quedará rastro de culto como Seven, La llama del pecado o El largo adiós. Encontrarán su espacio en nuestro próximo ranking. Esto se debe a que en la pantalla grande los límites de los géneros policiaco, noir y thriller a menudo han aparecido borrosos, borrosos por la literatura dura (o pulp).

Antes de adentrarse en las historias policiacas más emocionantes de la historia, es bueno mencionar películas pertenecientes a diferentes géneros pero que aún tienen afinidad con las investigaciones y las placas: desde Quién mató a Roger Rabbit, en la que el difunto Bob Hoskins da a luz al legendario investigador privado Eddie Valiant, un Los dos super pies casi planos, en la que Bud Spencer y Terence Hill resuelven a puñetazos el caso del "Chino del Muelle 16". ¿Y qué hay del torpe teniente Frank Drebin (Leslie Nielsen) de una bala desnuda, famosa parodia de la vena junto con escuela de policia?

En las series de televisión, pues, el género ha encontrado un terreno fértil: de Starsky y Hutch a Miami Vice, deriva "pop-oliziesca" en la que los agentes Don Johnson y Philip Michael Thomas parecen más modelos de Armani que el prototipo del policía.

Aquí está el Top 20 de las mejores historias de detectives de todos los tiempos:

20) Roma a punta de pistola

Roma a punta de pistola, la novela policiaca italiana de Umberto Lenzi
Tomas Milian y Maurizio Merli en el cartel de Roma a punta de pistola

Uno de los títulos más representativos de la escena italiana de los años 20 del llamado "policía" merece un lugar en nuestro Top 70 de novela policiaca. Una corriente que tomó el relevo de manos del spaghetti western y que reemplazó caballos y sheriffs por volantes y mayordomos. Roma a punta de pistola, dirigida por el especialista del género Umberto Lenzi, reúne a los dos nombres más exitosos de la novela policiaca italiana, es decir maurizio merli e Tomas Milian (que se odiaban en el set). El primero personifica, como siempre, al violento y obstinado comisario Tanzi, mientras que el "Monnezza" Milian presta su rostro al tortuoso y sanguinario Jorobado, un criminal nacido de la pluma del guionista Dardano Sacchetti con la aportación del propio Lenzi y vagamente inspirado por la figura de Giuseppe Albano, el Jorobado de Quarticciolo. La película vuelve a proponer los lienzos del cine de género de aquellos años a través de la receta habitual basada en la violencia exagerada, las persecuciones y el realismo, elementos fuertemente deudores del detective revolucionario de Friedkin, El brazo violento de la ley. Memorables las bofetadas que trae el angelical bigotudo Merli y las bromas llenas de vulgaridad creadas por el mismo Milian ("En La Pira Galeazzo, como no tengo lira te atacas ar ca *#o!"). Plomo caliente made in Italy.

Anuncio

19) Danko/Cobra

De Danko a Cobra, el culto de acción de los 80
Arnold Schwarzenegger en Danko, Sylvester Stallone en Cobra

Imposible no mencionar dos películas significativas de íconos de la acción de los 20 en el Top 80 de las novelas policiacas: Arnold Schwarzenegger e Sylvester Stallone, abanderados del cine musculoso de aquellos años. Con Danko el director Walter Hill corrige el plano: del conflicto racial que había caracterizado a 48 horas -policía blanco e irascible vs preso negro- a las diferencias político-culturales de las que el "soviético" Schwarzenegger y el yanqui se convierten en protagonistas Jim Belushi, obligados a unirse para capturar al peligroso contrabandista internacional Viktor Rosta. Un culto detectivesco que se permite el lujo de citar al Harry Callaghan de Clint Eastwood (ver la teoría de la supremacía del 44 Magnum). La historia de Cobra en cambio, comienza con ... Beverly Hills Cop (el párrafo a continuación dedicado a la película con Eddie Murphy explica por qué). Marion Cobretti es la teniente sin escrúpulos del Departamento de Policía de Los Ángeles que se especializa en atrapar (principalmente matar) maníacos. Dice que "se vuelve loco por la conversación" y lo califica como la "cura" del mal. Ray-ban en el espejo, barba de tres días y palillo entre los labios: un personaje que va más allá de una acción policial sin infamia y sin elogios.

18) La calurosa noche del inspector Tibbs

Detrás de la investigación de un misterioso asesinato se esconden fricciones sociales declinadas en la política racista de un pequeño pueblo de Mississippi. La película dirigida por Norman Jewison está un poco anticuada en la puesta en escena y en el ritmo (sobre el tema también hay que recordar la dramática Mississippi Burning - Las raíces del odio), pero cuenta con las formidables interpretaciones de Rod Steiger e Sidney Poitier, respectivamente, el jefe de policía local Bill Gillespie -aquejado de insomnio y gran consumidor de chicles- y el inspector Virgil Tibbs, sobrio y hábil investigador del homicidio de Filadelfia. Scratchy retrato de la típica mala praxis de cierta realidad americana de los años '50 y '60, que regala algunos chistes memorables ("Cosas que no debes hacer, ¿eh?", exclama el "racista" Gillespie en el domicilio de Tibbs mientras los dos cruzan una plantación de algodón).

17) La escolta

El escolta Ricky Tognazzi firma un drama documental
Enrico Lo Verso, Claudio Amendola y Ricky Memphis en una escena de la película

Más que una novela policiaca, un drama real ambientado en un contexto histórico bien definido: el de la masacre mafiosa de principios de los 90. El director Ricky Tognazzi combina cine de compromiso civil y acción en una película que se encuadra en la corriente del neoneorrealismo (como Mery forever de Marco Risi). Cómplice de lo que en la jerga se llama "el ensombrecimiento zavattiniano", La escort, que tampoco brilla por la acción y el ritmo (defectos muy perdonables), tiene la ventaja de mostrar al público el equilibrio y los riesgos de una profesión gastada en esperas agotadoras y movimientos delicados. Manifiesto coral de la lucha contra la Cosa Nostra en el que claudio amendola, Enrico Lo Verso, Ricky Memphis e , Tony Sperandeo son los agentes fieles al servicio del magistrado duro personificado por Carlos Cecchi.

Anuncio

16) serpico

Realismo y violencia al servicio de un drama seco y sin retórica. Frank Serpico se unió a la policía de Nueva York a principios de la década de 60 y descubrió gradualmente abusos de poder y casos de corrupción dentro del departamento. Se niega a adherirse a las deplorables prácticas de sus compañeros, despertando el desprecio de gran parte de la policía. Terminará actuando sin la cobertura de los socios en una delicada acción en nombre de los estupefacientes. Habiendo sobrevivido a un disparo que le da en la cara, el detective de origen italiano denunciará la podredumbre en la policía ante la prensa y los jueces. Sidney Lumet dirige mientras al Pacino - con la voz en una mezcla de americano y napolitano de Ferruccio Amendola - interpreta al honesto y neurótico Serpico (ambos colaborarán dos años después en Esa tarde de un día de perros). Pequeña curiosidad: el look de Serpico y su incorruptibilidad inspirarán el personaje del mariscal Nico Giraldi, protagonista de una exitosa saga trash protagonizada Tomas Milian.

15) Bullito

Anuncio
Steve McQueen en Bullitt, detective de culto
Steve McQueen a bordo del legendario Ford Mustang del 68

San Francisco y sus altibajos característicos, Steve McQueen y el Ford Mustang. Bullitt, dirigida por Peter Yates, distorsiona la trama de la novela policiaca al situar al rey de la moda en el centro de un turbio asunto en el que se ven envueltas la política y la mafia. Frank Bullitt es el teniente taciturno y desconfiado de la brigada de homicidios que investiga un ajuste de cuentas en un thriller de larga duración que se ha convertido en un culto (también) por la famosa secuencia de persecución de coches. Detrás de la mirada ceñuda y los silencios, McQueen modela un personaje que va más allá de los límites de la película de Yates para establecerse en el imaginario colectivo como un ícono de encanto y estilo, de lealtad y (anti) heroísmo. El actor de The Great Escape estudió con detenimiento la figura del verdadero detective Dave Toschi, quien había saltado a la palestra en la actualidad criminal por las investigaciones sobre los crímenes del Zodíaco, los mismos que unos años después inspirarán la primera película. en la serie Callaghan y, recientemente, en el thriller protagonizado por Robert Downey Jr. y Jake Gyllenhaal. La nueva versión de Bullitt protagonizada por Brad Pitt, que se rumoreaba que estaba disponible a principios de la década de 2000, nunca vio la luz del día.

14) Lluvia negra - Lluvia sucia

Dos detectives de Nueva York - Nick Conklin y Charlie Vincent's Michael Douglas e Andy Garcia - capturan a un mafioso japonés perteneciente a la Yakuza (Yusaku Matsuda) y están a cargo de asegurar la extradición del criminal a Osaka. Katane, conflictos que nunca han amainado entre dos superpotencias como Estados Unidos y Japón y códigos de honor conviven en una acción policial dirigida por Ridley Scott. Douglas acentúa magistralmente las deficiencias de un veterano policía desilusionado, siempre dispuesto a expresar su arrogancia a los demás. Dos nominaciones al Oscar (Mejor sonido y Edición de sonido) y un villano furtivo que originalmente se suponía que tenía la cara de Jackie Chan. El actor se negó y el papel recayó en Matsuda, gravemente enfermo de cáncer de próstata y que, a pesar de la enfermedad (moriría al poco tiempo), se convirtió en protagonista de una soberbia interpretación. La película está dedicada a su memoria.

13) Policía de Beverly Hills - Un policía en Beverly Hills

Para el papel del indisciplinado policía de Detroit Axel Foley, los productores Jerry Bruckheimer y Don Simpson pensaron en Mickey Rourke. Era el '77 y no pasó nada. Más tarde se contactó a Sylvester Stallone. Sly metió mano en el guion, cambiando el apellido del protagonista por el de Cobretti y reduciendo al mínimo las acrobacias humorísticas en favor de un componente dramático más marcado. El actor de Rambo no convenció a Paramount (las ideas de Sly luego fueron explotadas por Cobra) que decidió contratarlo en su lugar. Eddie Murphy, estrella en su momento de Saturday Night Live y ya protagonista de las irresistibles 48 horas y Una butaca para dos. Así nació uno de culto de los 80, todo tiroteos y duelos verbales. Para recordar los trucos de Foley para escapar del acecho y la inconfundible banda sonora de Harold Faltermeyer.

12) Sherlock Holmes

Sherlock Holmes, Guy Ritchie renueva el mito del detective londinense
Robert Downey Jr. y Jude Law en una escena de la película

Intrigante, oscuro y bohemio: lo Sherlock Holmes revisado por Guy Ritchie es un dandy de intuición infalible con cara de Robert Downey Jr. y músculos de Iron Man. El detective de Scotland Yard abandona la capa y el tocado en un reboot con un alto índice de adrenalina y filología en el que se concentran referencias al original -nacido de la pluma de Sir Arthur Conan Doyle- y curiosos sobresaltos. Ingenioso y astuto, Holmes es llamado a desbaratar un plan criminal como si fuera un precursor de James Bond. El director de Operation UNCLE ofrece a Downey Jr. el papel del último renacimiento, reforzando el elenco con el leal Watson de Jude Law y el villano satánico Lord Blackwood de Mark Strong. Inmersiones en el Támesis, explosiones e investigaciones son los ingredientes de una acción "detectivesca" en la que las intuiciones del director sólo superan en genialidad a las del protagonista. Y luego están los encuentros clandestinos en los barrios marginales de Londres que asumen el papel de homenaje autorreferencial a The Snatch (qué déjà vu al ver a Holmes practicando baritsu, parece ver al "tsingaro" Brad Pitt también cerca) y una fascinante ladrona Eva Kant allí con cara de Rachel McAdams.

11) Los Chicos Buenos

En un Los Ángeles psicodélico y nocturno de 1977 trabaja el investigador privado Holland March, al que un rostro bigotudo presta su rostro Ryan Gosling. Torpe, histérico y alcohólico: el exconductor de Drive es un detective sui generis que roba dinero a viejas locas y que vive con su astuta hija Holly (Angourie Rice). El encuentro casual con el "gamberro" Jackson Healy (Russell Crowe) llevará a los dos a investigar una cadena de asesinatos en el mundo del porno. La película de Shane Black, exguionista de Arma letal y El último boy scout, un híbrido equilibrado de sincronización cómica y acción, peleas a puñetazos a la antigua y chistes mordaces ("matrimonio es comprarle una casa a alguien a quien odias", sentencia un desilusionado Russell Crowe). De ahí sale un pastiche divertido. que vincula la comedia de acción con personajes que parecen escapados de las novelas duras de Raymond Chandler, en las que una mujer fatal como Kim Basinger rinde homenaje a los personajes femeninos de James Ellroy. The Nice Guys, con su perenne cortocircuito de risas y balas, se mueve entre Vizio di Forma e Il Lungo Addio, esto sin que Black traicione nunca su racha como escritor de acción de los 80.

10) El Misterio del Halcón

Juan Houston, que en el futuro dirigirá títulos imborrables como The Misfits y Escape to Victory, se sienta por primera vez detrás de la cámara para un cine negro basado en una novela de Dashiell Hammett ("El halcón maltés"). Humphrey Bogart consiguió el papel tras el rechazo de la estrella de aquellos tiempos, George Raft. El misterio del halcón resultará ser una novela policiaca de tintes oscuros, innovadora desde el punto de vista de la puesta en escena (más introspección psicológica) y de la fotografía, vea el juego de claroscuros que acentúa las sombras de una historia que avanza a base de investigaciones y sentimientos crecientes. 3 nominaciones al Oscar y la consagración definitiva de uno de los actores más queridos de todos los tiempos, que en un año habría alcanzado la cúspide de su carrera con Casablanca.

9) 48 horas

Nick Nolte y Eddie Murphy, la extraña pareja de 48 horas
Nick Nolte y Eddie Murphy en el set de 48 horas

En 1982, el director Walter Hill lo reúne Nick Nolte ed Eddie Murphy, configurando detective y comedia sobre la angulosidad del primero y la risa inconfundible del segundo. El resultado es una película de amigos crepitante adornada con chistes mordaces ("¡Pasé 3 años en prisión y el c * #! ¡O se pone difícil incluso con un poco de viento!") Y persecuciones. Políticamente incorrecta, la película presenta a un policía gruñón al borde del alcoholismo (Jack Kates) y un recluso fanfarrón, Reggie Hammond, liberado por solo 48 horas del título con fines de colaboración. Hill reinterpreta los esquemas y estructuras del relato policiaco, jugando con los contrastes (uno sobre todo racial) y la afinidad: se pasa de animados tiroteos a densos diálogos sin que el ritmo se vea afectado. Auténtico precursor de un subgénero.

8) Asuntos Infernales

El cine de Hong Kong en su apogeo. Infernal Affairs rinde homenaje a la curtida tradición oriental (aquella que tiene en Quentin Tarantino uno de sus mayores admiradores) a través de una película de gánsteres en la que se entrelazan identidades y enemistades familiares. Más que la acción, que estalla a lo largo de la película, es el guión de Alan Mask lo que marca la diferencia, apoyado por la alegre dirección de Andrew Lau. Si al mirarla sientes un "ligero" déjà-vu, debes saber que los derechos de la película fueron adquiridos posteriormente por Martin Scorsese, que cuatro años después del estreno de la película con Tony Leung Chiu-Wai e Andy Lau hizo una especie de remake: The Departed - Good and Evil. 

7) El infernal Quinlan

Un brillante ejemplo del virtuosismo de Orson Welles, quien escribe, dirige y actúa para la ocasión. infierno quinlan es un formidable plano secuencia inicial, un personaje reprobable y demoníaco -el Capitán Quinlan interpretado por Welles- y una trama a decir verdad un poco banal, cuyos defectos son magistralmente disimulados por el continuo y brillante ejercicio de estilo del director de Cuarto Poder. Seguro que Charlton Heston - impuesto al director por la producción - en el papel del honesto policía mexicano Vargas no es el mejor de la credibilidad. Él, rubio y de casi metro ochenta...

6) Inspector Callaghan: ¡el caso Escorpio es suyo!

Clint Eastwood es el inspector Harry Callaghan
Clint Eastwood en una escena de la película de Don Siegel

Clint Eastwood es "Harry el bastardo", así rebautizado por los compañeros del departamento. Cínico, resuelto, el inspector Callaghan (que en el original no tiene la "g" en el apellido, insertada por la distribución italiana) actúa solo con métodos enérgicos, incluso si amenaza a los delincuentes diciéndoles que no estén realmente solos (" Destino de los buenos, baja la artillería, de lo contrario tendrás que lidiar con nosotros 3: Smith, Wesson y yo "). La referencia es al formidable Magnum Calibre 44, el arma inseparable con la que Callaghan liquida a la escoria de San Francisco. Eastwood, que no era la primera opción de Don Siegel (Paul Newman y Steve McQueen fueron contactados antes que él), vinculando así su nombre a otro héroe occidental -aunque metropolitano- después del asesino a sueldo sin nombre de la trilogía del dólar de Sergio Leone. Inspector Callaghan: ¡El caso de Escorpio es suyo! junto con El brazo violento de la ley inauguró una nueva forma de entender la policía, más cruda y realista, menos sofisticada que los cánones en boga hasta entonces. Investigaciones más de sable que de florete, imitadas por la mayoría a lo largo de la década de los '70. Un nombre sobre todo: el Tanzi de Maurizio Merli.

5) arma letal

Uno vive en un tráiler en la playa y tiene una fuerte vocación suicida, el otro es un afable veterano del LAPD más a gusto detrás de un escritorio que en un tiroteo: Martin Riggs y Roger Murtaugh crean una mezcla irresistible en Arma letal, una historia policiaca por excelencia guionada con tan solo 27 años por Shane Black (futuro director de Iron Man 3 y The Nice Guys) y dirigida por Richard Donner, ya detrás de la cámara de Superman y The Goonies. Chistes de culto ("Estoy demasiado viejo para esta mierda") aderezados con humor y balas, con dos formidables protagonistas: Mel Gibson e Danny Glover.

4) Tierra de policías

Sylvester Stallone, sheriff ganador de un Oscar en Cop Land
Sylvester Stallone y Robert De Niro en el final de Cop Land

Desde Nueva York, cruzando el río Hudson, se llega al plácido e imaginario pueblo de Garrison, New Jersey. Famoso por la alta concentración de policías entre los habitantes, les permitió -encabezados por el veterano Ray Donlan (Harvey Keitel)- para establecer una densa red de tráfico ilícito y relaciones con el crimen. El ingenuo Sheriff Freddy Heflin (un tonto Sylvester Stallone afectado también por una sordera parcial) desconoce los hechos y garantiza la seguridad de la pequeña ciudad con el mismo aire del vigilante Otello Celletti de Alberto Sordi. Una turbia historia que involucra a "Superboy", sobrino del corrupto policía Donlan, lo llevará a descubrir una verdadera caja de Pandora, respaldado por el sabueso disciplinario, Moe Tilden (Robert De Niro) y el atormentado Figgsy (Ray Liotta). Cop Land, tierra de policías corruptos y alguaciles bolsi que se mueven como en un western. dirigir es James Mangold, capaz de aprovechar la tensión hasta el clímax sangriento que transforma al hombre común Stallone -engordado por más de veinte kilos para el papel- en un paladín armado con una escopeta recortada. Mangold regresará a temas queridos por el oeste primero con That Train to Yuma y recientemente con Logan - The Wolverine.

3) Vive y muere en Los Ángeles

Viviendo y muriendo en Los Ángeles, Friedkin contiene un thriller de detectives perfecto.
Willem Dafoe, espléndido villano de Vive y muere en Los Ángeles

Después de haber puesto una mano en uno de los picos de la vena detectivesca - El brazo violento de la Ley - William Friedkin hace un barrido total de las soluciones visuales y los registros narrativos del género con Vive y muere en Los Ángeles, película de policías nerviosos de 1985. Realizada con un presupuesto reducido, la película hace uso de imágenes acrobáticas de persecuciones de coches (homenaje a la tradición de las barras y estrellas de las persecuciones de coches), realizadas a través de frenéticos coches-cámara y luego mejoradas durante el montaje. El director de El exorcista desvanece el bien y el mal retratando un Los Ángeles mugriento en el que el policía Chance -interpreta al carneade William Petersen- se compromete a eliminar al mefistofélico gángster Rick Masters (el excelente Willem Dafoe).

2) Se fue bebé se fue

Es interesante señalar que Boston es uno de los destinos favoritos de los grandes directores a la hora de filmar crimen: Clint Eastwood con Mystic River (basada en el noir "La muerte no olvida" de Dennis Lehane), Martin Scorsese con Infiltrados - El bien y el mal, Scott Cooper con Black Mass - El último mafioso. Misma preferencia también por Ben Affleck, que en la capital de Massachusetts se estrena tras las cámaras: Gone Baby Gone, una turbia historia en la que se entrelazan los destinos de una niña de 4 años, una madre tóxica y un par de detectives - Casey Affleck e Michelle Monaghan - se dedica a hurgar en los barrios marginales podridos para resolver un caso delicado detrás del cual se esconde una horrible realidad. Sería simplista llamarlo (solo) una historia de detectives. Ambientación, dramatismo de los hechos, elenco del más alto nivel (también aparecen Ed Harris y Morgan Freeman) dan vida a una obra que ahonda en la actualidad policiaca, la más aberrante que se escucha en los informativos. Esta vez real.

1) El brazo violento de la ley

El brazo violento de la ley, la secta que reescribió las reglas de la policía
Gene Hackman durante un acecho en El brazo violento de la ley

La película que más que ninguna otra ha trastocado los cánones de la novela policiaca mediante el uso de técnicas de producción experimentales y el uso de un lenguaje nuevo, menos apagado, propio del Nuevo Hollywood. Gene Hackman e Roy Scheider son los detectives Jimmy "Papa" Doyle y Buddy Russo, que investigan un cargamento de droga procedente de Marsella por cuenta del drogadicto de Nueva York. Director William Friedkin eleva el género policiaco a la categoría de obra maestra a través de una película que se ciñe a los cánones documentales, en los que la dialéctica entre ficción y realidad está perennemente suspendida. Como le ocurrirá a Vivir y morir en Los Ángeles, ne El brazo violento de la ley una secuencia de imágenes estilizadas, la elección de un montaje elíptico y la ausencia de personajes puramente positivos contribuyen a dar la sensación de estar ante una película que reconstruye el fenómeno del French Connection con maestría casi periodística. Para recordar la alucinante e interminable secuencia de la persecución coche/tren, Gene Hackman que atrapa a un narcotraficante disfrazado de Santa Claus y las lúgubres localizaciones. Pequeña curiosidad: Sergio Rossi, el actor de doblaje de Hackman, también prestará su voz al teniente Frank Drebin (Leslie Nielsen) en la saga de A Naked Bullet.

¡No te pierdas nuestras últimas noticias!

Suscríbete a nuestros canales y mantente actualizado

Artículo 1 de 10

Sherlock Holmes: los puntos en común y las diferencias entre las películas con Robert Downey Jr. y la serie con Benedict Cumberbatch

Entrado en la historia de la literatura gracias a la genialidad de Sir Arthur Conan Doyle, Sherlock Holmes ha poblado el cine y la televisión durante años. La saga cinematográfica con Robert Downey Jr. y la serie con Benedict Cumberbatch son dos de los trabajos más exitosos.
Autor: elena arrisico ,
Sherlock Holmes: los puntos en común y las diferencias entre las películas con Robert Downey Jr. y la serie con Benedict Cumberbatch

Inspirado en las novelas de Sir Arthur Conan Doyle, la saga cinematográfica de #Sherlock Holmes y la serie de tv Sherlock han podido cavar un rincón en los corazones de los fans, contando la forma excéntrica del investigador británico para resolver hasta los casos más imposibles: Holmes siempre ha sido famoso por su capacidad de ver lo que otros no ven.

Dirigido por Guy Ritchie y estrenadas en 2009 y 2011, las películas con Robert Downey Jr. e Ley judía (Dr. John Watson), Sherlock Holmes y #Sherlock Holmes - Juego de sombras (Sherlock Holmes: Juego de sombras), nos llevaron entre 1890 y 1891 en busca del temible Moriarty, mientras esperamos la liberación de #Sherlock Holmes 3.

Estoy buscando otros artículos para ti...